Independiente del Valle descarrila al Expreso Austral y mantiene las esperanzas hasta el final

El estadio de Rumiñahui se preparaba para la penúltima jornada del campeonato, el Rival Deportivo Cuenca, el equipo de Independiente llegaba con una victoria y con un equipo lleno de jóvenes debido a lesiones o circunstancias del mismo torneo. El Partido comenzaba y el equipo de Independiente quiso pegar el golpe de efecto de inmediato, ante un Cuenca que se refugió con una gran cantidad de defensores en su campo. A los 5 minutos, el infaltable José Angulo puso el 1 a 0 para los Rayados en una jugada de gran potencia física y calidad.

Deportivo Cuenca, a raíz del tanto sangolquileño, fue despertando. Solari y Oña armaron las jugadas más peligrosas para los azuayos y cuajaron más de un ataque a fondo. Independiente, por su parte, se relajó y dejó la iniciativa en favor de la visita.

Para el complemento, Repetto decidió refrescar algunas líneas y metió a varios futbolistas juveniles en el campo de juego, en este partido se dio el debut de Bryan Corozo en el equipo profesional.

La buena gestión de José Angulo que mantuvo atentos a los zagueros morlacos, que con muchos apuros, evitaban la segunda caída de su valla.

Justo cuando el Cuenca ganó más tranquilidad en su juego, Independiente del Valle sorprendería con la segunda de la tarde. A través de un tiro penalti, Gabriel Cortez concretó el 2.

Al final, la superioridad de Independiente se hizo sentir y Deportivo Cuenca ya sin ideas no pudo  aguantar el trajín. Tres puntos más que, virtualmente, ponen a los del Valle en el repechaje de la próxima Copa Libertadores, además de darle opciones matemáticas para una hipotética final.